Todo sobre los silos de cemento

¿Qué utilidades tiene un un silo de cemento?

Principalmente, se trata de una estructura con una buena capacidad de almacenaje, que se puede emplear en diferentes campos de la industria para dar cabida a prácticamente cualquier material o sustancia.

Hay una gran variedad de silos, y difieren los unos de los otros en función del material del que están compuestos. Es decir, los metálicos se emplean para determinadas cosas, y los de cemento o de hormigón, para otras. Un curioso ejemplo sería el de que los metálicos se encargan, precisamente, de almacenar el cemento.

Un silo de cemento ofrece una serie de posibilidades diferentes.

Para empezar, su estructura permite albergar otra clase de contenidos. Al ser más sólidos pueden, en un principio, ser inmensamente más grandes que los metálicos, ya que, aunque ambos gozan de una excelente resistencia y de una estructura en triángulos que garantiza su estabilidad, en el caso del hormigón hay más resistencia implicada. Esto es sinónimo de un mayor tamaño y capacidad.

silos de cemento, estructuras Domo

¿Qué materiales pueden guardar?

Pues, prácticamente, almacenan cualquier cosa. Ahora bien, se utilizan mucho en la industria por varios motivos. Para empezar, es uno de los mejores aislantes que pueda haber.

Algunos residuos o elementos de las fábricas pueden ser contaminantes, si no se protegen debidamente, y esta sería, precisamente, la función del cemento. Además, están diseñados para almacenar durante largos plazos de tiempo. Si pensamos en el terreno agrícola, en las semillas, granos y demás, también aquí poseen los silos la interesante propiedad de preservar en el mejor estado posible los alimentos.

Por lo tanto, se utilizan en aquellas situaciones en las que es necesario un buen aislamiento externo. Así como proteger un material durante un largo período de tiempo.

almacenar silos de cemento, Estructuras Domo

¿En qué consiste su instalación?

Su montaje es un proceso más sensible y sobre el que conviene prestar una mayor atención. Ahora bien, hay dos opciones. Muchos silos de cemento de menor tamaño son prefabricados, y se pueden transportar en un camión. En este caso, bastaría simplemente con allanar y preparar el terreno para su instalación. En el caso de silos industriales de grandes tamaños, habría que construirlos prácticamente desde cero, trasladando los materiales y contando con un equipo de profesionales que supiese administrar bien sus recursos de manera efectiva.

Principales ventajas de este tipo de silos

-Excelente aislante

Estos silos consiguen evitar cualquier influencia que provenga del exterior, ya sea tanto térmica como física. Mucho más herméticos, garantizan la seguridad de los productos de su interior, y que estos no lleguen a entrar en contacto con otros elementos.

-Posibilidades de tamaño

No hay un modelo estándar. Se puede trabajar en función de las necesidades de cada cliente, para garantizar así que se cumplan las expectativas. Esto añade una importante dosis de versatilidad al diseño.

-Capacidad de almacenaje prolongado

A diferencia de los metálicos, los silos que están fabricados con cemento pueden hacer que el material de su interior aguante durante mucho más tiempo.

En conclusión, este tipo de silos son piezas clave para el almacenaje de determinados productos de carácter industrial.

Ofrecen seguridad, un flujo constante de suministros y pueden hacerse cargo de una gran variedad de contenidos.

Visita nuestra web y conoce nuestro sistema Domo.