¿Qué son los silos de almacenamiento?

Los silos de almacenamiento son una de las estructuras más antiguas en lo que a ganadería se refiere. De hecho, la palabra, en griego, significa espacio para guardar el grano.

La fabricación de silos se ha sofisticado y se pueden encontrar diferentes tipos de modelos, atendiendo a otras medidas y a otras condiciones. Hoy queremos hablar sobre esto. Concretamente, sobre las particularidades que puede tener cada uno de ellos para que puedas elegir el que mejor se adecúe a tus necesidades.

Las diferencias de cada silo

Hay una regla de oro que se emplea en la construcción de silos y es la de que cada uno de ellos es absolutamente diferente. Cierto es que existen muchos modelos ya prefabricados, cuya instalación es sencilla. Pero incluso estos se pueden subdividir en tipos.

Silos de almacenamiento, Estructuras Domo

Dependerá de dos factores:

  • Por un lado, del material que se espera poder almacenar en su interior.
  • Por otro, de la cantidad del mismo que se quiere guardar.

No es lo mismo conservar grano que agua, harina o azúcar.

No es lo mismo un silo a la sombra que uno al sol, ni uno en un clima húmedo que otro en uno seco. Todos estos factores externos funcionan como condicionantes de la estructura, del material y de la forma que va a adquirir la pieza, puesto que definen cómo se tiene que comportar e interactuar con el exterior.

Por ejemplo, en aquellas zonas más cálidas se puede emplear un material diferente, que no se vaya a recalentar. O incluso apostar por añadirle algo más de grosor, para evitar que llegue con tanta facilidad al contenido.

En las zonas más húmedas, hay que cuidar de preparar cerramientos especiales, que añadan hermetismo a la estructura para que la humedad no llegue a su interior.

En cuanto al tamaño, sería similar.

Los silos de agua acostumbran a ser mucho más grades que los de pienso, aunque no siempre es así. Si están pensados para la industria agraria, por ejemplo, habrá que ver primero la cantidad de animales a los que hay que alimentar, para así poder valorar el tamaño del silo que va a ser necesario.

Las partes de un silo

Un poco en función de esto, un silo tendrá diferentes partes o elementos:

Escalera de acceso al techo del silo con jaula de protección y plataforma de descanso

Estas serían un poco las piezas destinadas a que las personas puedan trabajar tranquilamente en el propio silo, ver su contenido y demás, acceder al techo y comprobar el estado de su interior.

La barandilla perimetral con rodapié en la parte superior

Una medida de seguridad necesaria para que los trabajadores que tengan que subir a él no corran riesgos.

– El filtro de mangas

Es el que se encarga de separar los gases de los sólidos, para que así el grano o el contenido del silo no se vea contaminado.

– La válvula de sobrepresión-depresión

Alivia las presiones que pueda haber en el interior del silo.

– La válvula de corte en el tubo de carga

Funciona para retirar el contenido sin cortar el suministro.

Como se puede ver, este tipo de productos cuentan con todos los elementos necesarios para un correcto funcionamiento.

silos almacenamiento, Estructuras Domo

5 ventajas principales

  1. Permite tener un flujo estable de alimentos y de recursos.
  2. Protege adecuadamente a estos en su interior.
  3. Se puede solicitar en base a las necesidades de cada uno.
  4. Es un ahorro de espacio.
  5. Exige muy poco mantenimiento.

En conclusión, los silos de almacenamiento son estructuras fundamentales en una gran cantidad de industrias. Garantizan un correcto funcionamiento y una buena gestión de recursos, aparte de que pueden personalizarse.

En nuestra web ofrecemos mucha más información y sus posibilidades, ¡contacta con nosotros y solicita información sin compromiso!